viernes, 15 de septiembre de 2006

¡¡QUIERO MOLESTAR!!



El otro día pedí perdón...pero realmente sin querer ser perdonada, porque si lo pienso bien: ¿Acaso era necesario?

Puedo decir que en ese momento me perdí entre la fina línea que separa el bien del mal, llegando a no saber realmente hasta que punto tenía o no tenía razón.

Más de una vez e maldecido la cultura impuesta de la ética y la moral cristiana, es decir, la hipócresia de amarnos lo unos a los otros, de vivir en una sumisión completa para alcanzar el paraiso, y de VIVIR para llegar al infierno, que paradoja ¿no?Pues debido a esta carga me surgió dicho conflicto.

¿Hasta que punto debemos arrepentirnos o sentirnos culpables de nuestros actos?, ¿realmente no anulamos cierta parte nuestra cuando los rechazamos?Porque al fin y al cabo todo acto requiere una decisión y si se lleva a cabo es porque nos beneficia en ese momento, entonces...¿Qué es lo que pasa?Por qué nos cuesta tanto dar pasos grandes y vamos dándolos poquito a poco para no molestar. ¡¡¡YO QUIERO MOLESTAR!!!! y quiero pedir perdón por las cosas que realmente merezcan la pena y no por el hecho del bien o del mal

Cada persona es única e irremplazable, no prohibamos lo que nos diferencia de los animales, la razón, nuestra razón...

1 comentario:

AnJaka dijo...

Hi yomismas, I want to introduce you to http://freearticle.name